Explorando la creatividad con Jumping Clay

En su habitual taller mensual, la asociación de crianza Volem Créixer realizó el pasado 18 de enero un taller creativo para los más pequeños de la casa. Durante algo más de una hora, el gimnasio del polideportivo municipal de Alfara del Patriarca se convirtió en un estudio de arte. Los niños y niñas asistentes, de entre 3 y 7 años, utilizaron los materiales de Jumping Clay para hacer unas figuritas muy graciosas.

 Empezaron modelando una bola amarilla reconvertida en forma de huevo gracias a un pequeño movimiento de la mano que todos supieron hacer enseguida. Y, ya se sabe, de los huevos nacen pollitos.

IMG_8121

Hubo que ponerle dos ojitos, un pico naranja y unas alitas muy graciosas que se modelan haciendo la forma de una gota. El monitor de Jumping Clay iba explicando todos los pasos y los pequeños artistas se quedaban entusiasmados con la facilidad con que podían crear verdaderas obras de arte. Luego cada cual eligió cómo personalizar su pollito: con un lazo, una gorra o un sombrero.

IMG_8239

Sin duda, lo mejor vino después del taller, en cada hogar. Los niños y las niñas experimentaron todas las posibilidades creativas que ofrece Jumping Clay, una especie de plastilina que no mancha, no se pega, se puede mezclar para conseguir colores nuevos y, cuando se deja de modelar y se seca, se endurece de manera que las creaciones se disfrutan para siempre. De esa experimentación nacieron perros, aviones, helados, galletas, más pollitos y un sin fin de imaginación.

IMG_8240                  IMG_8244                   IMG_8242

Tras esta experiencia no nos queda más que recomendar a todos los que siguen este blog que nunca desaprovechen ninguna ocasión para jugar y hacer manualidades con sus hijos, pues las manos son una prolongación de nuestro cerebro y fomentan nuestro lado más creativo.

Anuncios